Historia

Con un imponente casco histórico

Al principio fue una posta de recambio de caballos, en épocas del entonces Camino Real al Alto Perú.

Luego se convirtió en oficina de correos, después en policía, más adelante la primera escuela zonal y, finalmente, el primer hotel de nuestro valle y la primera estación terminal.

El pasar de los años siguió dando cambios a La Estancia, hacia el año 1990, donde se inició un ambicioso proyecto; primero el Restaurante y Confitería de primer nivel, luego las Áreas Deportivas y, finalmente, las Cabañas… cumpliendo así el sueño de antiguas generaciones.